Control de la hipertensión en el embarazo

Publicado en por Elvira Margarita Scampini

Durante el embarazo puede presentarse un incremento en los valores de la presión arterial, dependiendo del tipo de hipertensión que presente la embarazada deberá seguir distintos tratamientos y cuidados que serán especificados por el obstetra para su control.

La sangre llega a los tejidos y órganos para nutrirlos por la fuerza del bombeo del corazón en su sístole y diástole.

Cuando por diferentes razones esta presión supera los valores normales de 120/80 milímetros de mercurio, se denomina hipertensión.

En el período de gestación pueden producirse tres tipos de hipertensión:

Hipertensión gestacional que es la que se detecta a partir de las veinte semanas de gestación y que desaparece con el nacimiento del bebé.

Hipertensión crónica es la que padece la embarazada antes de su estado y no desaparece con el parto. Preclampsia es la pérdida de proteínas a través de la orina.

Hipertensión crónica con preclampsia cuando se combinan la alta presión con la presencia de albúminas en la orina.

Una cuarta parte de las mujeres afectadas por hipertensión crónica desarrollan preclampsia.

Cuidados en casos de hipertensión en el embarazo

Controles médicos más frecuentes.

La moderación de la actividad física aumenta la diuresis que ayuda a normalizar los valores de la presión y disminuye la probabilidad de un parto prematuro.

Tomar los medicamentos recetados por el médico.

Restricción en el consumo de sal.

Control de la presión arterial diariamente.

Seguir una dieta personalizada diseñada por un nutricionista.

Es conveniente y necesario evitar las situaciones de estrés.

Efectos en el bebé

La hipertensión afecta el desarrollo del bebé al disminuir el flujo sanguíneo a la placenta a medida que las arteriolas se cierran, la cantidad de oxígeno y nutrientes pueden llegar a valores muy inferiores de lo normal retrasando el crecimiento.

Alimentos que pueden ayudar al control de la presión

Las propiedades de algunos alimentos pueden contribuir a controlar la hipertensión, pero nunca se debe suspender los medicamentos recetados por el médico.

Es conveniente agregar a la dieta el ajo, el coliflor, la endibia, la cebolla, el plátano, la manzana y la fresa.

Alimentos que deben evitarse

Azúcar común, frutos secos, embutidos y vísceras.

Las embarazadas que sufren alguno de los tipos de hipertensión deben realizar controles médicos mucho más frecuentes y extremar el acatamiento de las indicaciones del obstetra.

Calçotada-280209-003Calçotada-280209-003Pregnant girl with flowers

Etiquetado en Embarazo

Comentar este post

Ava Gardner | vibrador 01/02/2012 12:04

muy interesante, se deberia de promover mas, el cuidado de salud de las embarazadas

elvira.margarita.scampini 01/03/2012 00:05



si, ya que un buen desarrollo del feto depende de ello, como así también el bienestar de la madre.



Rober | seshop 11/17/2011 13:08


durante el embarazo hay que cuidarse mucho para no transmitir nada malo al bebe


elvira.margarita.scampini 11/18/2011 15:51



Sí.